La autora




Muchas veces he pensado que podría poner en un apartado como este. Aún en el momento de escribir estas líneas no sé bien que decir, pero... supongo que si has pinchado aquí es porque tienes un mínimo interés en conocer a la persona que hay detrás de este blog. Si ese es el caso, sigue leyendo, intentaré presentarme como es debido.

Me llamo Ana Rodríguez. No es mi nombre completo, que es Ana Belén, pero solo me llama así mi familia más directa, así que dejemoslo en Ana.

Nací en Almería capital las últimas décadas del siglo XX. Tuve una infancia/adolescencia normal -o todo lo normal que son esos años-. Con un gran condicionante. ¿Y eso por qué es importante? Veréis, gracias a esto en el colegio descubrí el universo mágico de la literatura, dónde poder escaparme a vivir mil aventuras y fantasías. Fue mi salvavidas.

Por otro lado además de la lectura, me gusta el arte, la historia y la mitología. Investigar religiones y mitos me fascina. No puedo vivir sin té o chocolate, en cualquiera de sus versiones. Mis novelas favoritas son "La Historia Interminable", "Dune" y "Orgullo y Prejuicio". Amo al señor Darcy. Mi color es el azul turquesa. Depende del día me gusta el mar o la montaña. No soporto el frío: menos de 22º es invierno para mí. Mi estación favorita es el otoño en Almería. Ya no juego con muñecos, pero cada Navidad echo un vistazo a los catálogos de juguetes con ansia.

Pero si hay algo que me gusta es escribir.

Con quince años comencé a hacerlo. Nada serio. Historias que se me ocurrían, relatos, trozos de novelas inacabadas... Nunca me plantee la escritura como meta. Yo iba a ser profesora de Historia -a lo que me dedico a día de hoy- así que la escritura era un hobby. 

Una pasión.

Entonces en 2005 terminé mi primera novela. Sentí como si mi centro de gravedad cediera espacio a una enorme pelota incandescente. Ya no había vuelta atrás. Seguí escribiendo, principalmente relatos, a pesar de que mientras estudiaba en la universidad pasé unos años de "abandono" de la escritura. Pero terminé mi licenciatura y la vena creativa volvió a surgir de modo abrumador. ¿Cómo?

De la manera más simple.

Escribí tres líneas. Tres. Después de eso respiré hondo y me dejé llevar. Más de 300 páginas después tenía la primera versión de Crónicas de Neri I y mi mundo ya nunca volvería a ser igual. Un gran número de historias pugnan por salir de mi cabeza y ver el mundo por si mismas. Y en eso estoy. Dándoles vida a cincel y magia.

Solo me queda agradeceros que os paséis por aquí, pues este blog no tendría sentido sin vosotros.

Ana.

3 comentarios:

  1. Encantada de pasarme por tu blog Ana y de seguirte :)

    ResponderEliminar
  2. Un gusto ver tu blog.
    Un gusto saber de su creadora.

    Bonita experiencia, el escribir desde muy joven. Luego tu primera novela...

    Grandioso, Ana.


    Felicidades, amiga.

    Espero que estés aún fascinada con el fantástico mundo de las letras.

    Que tengas un gran día.

    ***

    ResponderEliminar