¿Planeamos juntos mi nueva novela de fantasía histórica?



¡Buenas, lectores!

¿Qué tal ha ido vuestra semana? La mía bastante bien, no me voy a quejar... y es que he tenido una idea chulísima que tengo muchas ganas de compartir con vosotros, y que además espero os guste bastante.

¿Queréis saber de qué se trata?




¡Quiero planear mi novela con vosotros! 

Si. si, has escuchado bien. Estoy a punto de empezar a organizar una novela nueva que vamos a titular #ProyectoTiempo, y mi idea es compartir contigo cada uno de los pasos que voy a llevar a cabo. 


La creación de una novela conlleva una serie de pasos, una estructura, y puede dilatarse bastante en el tiempo, pero nunca había llevado a cabo una organización minuciosa de todos los pasos a seguir.

Siempre he escrito de forma caótica, aprendiendo sobre la marcha, y ahora quiero aplicar todos los conocimientos que he ido asimilando con vosotros. Desde luego, no soy una escritora publicada -ni de forma tradicional ni autopublicada-, pero me apasiona todo este mundo y el trabajo duro que lleva aparejado la creación de una novela. Para todo el que crea que escribir es "solo" sentarse a escribir y dejar que fluya permíteme decirte que estás un pelín equivocado. 

O no.

Pero mi experiencia me dice que es mejor crear un trabajo previo. Además, esta novela que voy a desarrollar está ambientada en una época pasada (el siglo XIX español) por lo que tengo que realizar una investigación del periodo en cuestión, entre otras cosas que voy a mantener en secreto.
O lo intentaré durante un tiempo, jeje.

Antes de empezar me gustaría contaros que quizás este proceso sea largo, pues mientras planifico esta novela voy a estar terminando otra -mi cuarta novela-, preparando el nacimiento de mi hijo y sobre todo, opositando, que va a ser mi ocupación principal siempre, hasta que consiga la plaza.
A todo esto añado que en septiembre vuelvo al trabajo, así que a todo lo anterior se unen las horas lectivas en las que dé mis clases, las horas en casa en las que las prepare y en las que corrija exámenes, trabajos o actividades.

Es decir, escribir para mí es un pasatiempo y una vía de escape. 

Pero eso no quiere decir que no me lo tome en serio. Me gusta hacer las cosas de la mejor manera posible y eso me convierte en una escritora lenta. Por eso,  no volveré a comentar mi "agobiante" vida con vosotros. Primero, porque seguro que os interesa menos que un aburrido día de invierno y, segundo, porque todos tenemos cosas que hacer, una vida y compromisos que atender.

Así pues, vamos al lío, que me enrollo y me disperso demasiado.

¿Cómo voy a estructurar la creación de la novela?

     1. Desarrollo de la trama básica. 



En este apartado empiezo hoy día 14 de enero de 2019, y aquí quiero desarrollar la idea básica de la historia.
¿Para qué me va a servir? Para crear un hilo general de la trama y centrarme, así, en los aspectos más interesantes para la investigación histórica que realizaré a posteriori.
En esta trama básica voy a mencionar a todos los personajes que aparecerán en la obra, y sobre todo a la protagonista, que ya la tengo en mente, y a su conflicto principal, que será el leitmotiv de su historia.

Si puedo (y tengo que poder XD), trataré de dividirla ya en los tres actos clásicos de la ficción: introducción, nudo y desenlace.    

      2. Desarrollo de los personajes. 

En estos días, si todo va bien la próxima semana, me dedicaré a desarrollar las características de cada uno de los personajes que aparecerán en la novela. Le dedicaré más tiempo a mi protagonista E (si, si, ya tengo el nombre, no tengo remedio) pero quiero que cada uno de ellos tenga su propia personalidad tangible.

Además, quiero recortarme mucho con el número de personajes... que en Crónicas de Neri se me fue la mano y llegué a desarrollar más de 50... 

      3. Investigación histórica/ Sistema de magia-worldbuilding 

Toca empaparse del período histórico, siglo XIX español, y aquí hay que ser rigurosos, muy rigurosos. Tenemos mucho en que pensar... por ejemplo: ¿Qué acontecimientos ocurrieron en ese siglo? ¿Y en el año en que se desarrolla la historia? ¿En esos meses, semanas? ¿Qué corrientes de pensamiento filosófico, político, religioso, artístico, científico existen en esas fechas? ¿Cuáles van a tener nuestros personajes? ¿Cómo era la vida cotidiana, la moral, la vestimenta, las ocupaciones diarias, las modas, la cocina, las fiestas y tradiciones, la vivienda, qué tecnología utilizaban?


Como veis es una investigación exhaustiva, y seguro que me dejo algún aspecto por mencionar.

¡Si se te ocurre algo más no dejes de decírmelo en los comentarios!

Además también aparece un pequeño artefacto mágico importante para la trama y he de desarrollar su funcionamiento y como influye en los personajes.

Aquí me surge una duda... ¿Esto sería fantasía histórica o realismo mágico? Yo apuesto por la fantasía, pero me gustaría saber vuestra opinión.

También quiero hacer un inciso. Si tu novela es contemporánea puedes casi saltarte este paso, y digo casi porque nunca se debería dejar de investigar la ciudad donde se desarrolla la trama, los trabajos de los personajes y un largo etcétera. Por ejemplo, si uno de tus protagonistas es un espía, quizás deberías investigar bastante sobre esa profesión a no ser que tu también lo seas. ¿Lo eres?

Por otro lado, si tu novela se desarrolla en un mundo inventado es aquí dónde tienes que desarrollar todas las características del mismo, el sistema de magia que vayas a utilizar, las distintas razas que aparezcan... 

¡Un trabajo enorme! 

      4. Desarrollo de la escaleta 

Si eres escritor/a de brújula sáltate este apartado. O mejor no, y así ves que hacemos los escritores de mapa o reconvertidos en escritores de mapa.

Desarrollar capítulo a capítulo, escena a escena, esa trama básica que hemos creado en la primera semana. Vamos a sudar tinta, señoras y señores, pero de aquí va a salir la línea temporal, la guía, el alma de nuestra preciosa novela. 
Además, tendremos que tener muy cerca los apuntes de nuestra investigación histórica para ir apuntando datos o acontecimientos que puedan aportar valor histórico a nuestra trama.

Nuestro bebé irá tomando forma. Sabremos como va a crecer, vamos a saber todo de él.    

      5. Escribir borrador 



En esta etapa entra en acción la capacidad que tenga cada uno para escribir, el tiempo que disponga y su velocidad. Mi intención es escribir un capítulo por semana, así que según el índice que creemos en la etapa anterior nos podremos hacer una idea.

A partir de aquí creo que os dejaré de dar por saco con el proceso de creación de la novela, principalmente porque se puede hacer eterno y no quiero aburriros demasiado. Por supuesto, os preguntaré si queréis que siga con el seguimiento semanal, pero me imagino que tendréis cosas mejores que hacer.

      6. Corrección y lectores 0

Una vez que termine el primer borrador, empieza la corrección. Un consejo que siempre me han dado es dejar reposar la historia un tiempo antes de abordar el proceso de corrección. Espero poder hacerlo, porque probablemente habré terminado de escribir la novela como muy tarde en enero del año que viene (según mis estimaciones y mi capacidad para procrastinar).

Para la corrección, pienso utilizar un libro técnico del que me han hablado maravillas y que aun no he leído y que no es otro que: 70 Trucos para sacarle brillo a tu novela de Gabriella Campbell.
Me lo leeré antes de la corrección, pero seguro que me será útil para la labor de dejarla bonita para  el segundo paso que son mis lectores 0. 

Lectores 0, o todos aquellos inocentes que se presten a leer tu novela y ayudarte a valorarla. Tu madre no cuenta. Lo mejor es que sea alguien que lea o escriba lo mismo que tú y que pueda ayudarte a mejorar con sus comentarios y correcciones. 

      7. Edición profesional

Si quieres mandar tu manuscrito a una editorial es algo más que recomendable. O eso dicen, ¿vosotros que hacéis en estos casos? Sé que mucha gente no se puede permitir un corrector profesional (puede que yo tampoco llegado el caso), pero si tu novela está pulida por alguien ajeno a ti y que conoce el oficio es más probable que el último paso se realice con éxito.

Nunca he enviado una novela a un corrector profesional así que tocará investigar mucho sobre esto antes de lanzarme a la piscina. Si conocéis alguno/a en quien se pueda confiar, no dudéis en dejármelo en los comentarios.

       8. Envío a editoriales/Autopublicación



Una vez tengamos nuestra novela corregida, reluciente y convenientemente registrada, es el momento de enviarla a las distintas editoriales. Este proceso es un poco largo de explicar, así que lo dejaremos para otro post aparte. Más que nada porque aquí es donde estoy más pez y dar consejos ahora mismo se me hace un mundo. Eso sí, si tu sabes cosas sobre este tema... ¡¡Cuéntame en los comentarios!! 


¿Qué te parece la idea? ¿Te interesa conocer el proceso de planear mi novela? 

O mejor aún, ¿planeamos una al mismo tiempo?
Me encantaría vivir el proceso con otros escritores y escritoras que estén pasando por lo mismo que yo.

¿Escribimos?

Comentarios

Entradas populares