martes, 15 de septiembre de 2015

Martes de Arte: Arquitectura China.

¡Hola lectores!

Hoy vamos a conocer un poco más de un arte misterioso y complejo: el arte chino. En concreto su arquitectura, de la que en occidente solemos conocer muy poco.

                                              Ciudad Prohibida - Pekín.


El arte chino apela a los cinco sentidos al tiempo que siempre busca la armonía entre todas sus partes.
Es un arte que sintetiza como ninguno el genio creador y el servicio a la jerarquía dominante tomando una función social difícil de separar de su función estética. 

La sociedad china siente una fuerte alianza con la naturaleza, alianza que se refleja en los tipos de materiales utilizados en el arte: desde la madera y la arcilla hasta el jade, la seda...
La filosofía imperante, el confucianismo y el taoísmo, tiene su reflejo en el arte, diferenciándose entre ellos con la sutil diferencia de la maestría en el uso de los materiales. La religión budista también tuvo su representación a través de la iconografía con los budas gigantes, creándose una representación religiosa muy característica.

El arte arquitectónico religioso chino es bastante curioso, a la belleza de sus templos tenemos que añadir que todos tienen una estructura similar para las distintas religiones budista, taoísta o animista.

                                                   Templo Taoísta.

                                                  Templo Budista.

Arquitectura China

La principal característica de la arquitectura china es la particular forma de distribuir el espacio en unidades rectangulares que se unen para formar un todo. Combina así rectángulos de diferentes tamaños y en diferentes posiciones con lo que se distinguen claramente las distintas formas y niveles.
El resultado es un aspecto exterior atrayente, pero al mismo tiempo misterioso. Por otra parte, en la arquitectura tradicional china la distribución se rige por los principios de equilibrio y simetría. 

Un eje jerárquico es el encargado de la distribución de la estructura que sirve también como punto de referencia para las estructuras secundarias formando así un patio central y las habitaciones principales que se dividen entre los familiares dependiendo del rango que ocupan dentro de la estructura familiar. 

Aquí os dejo un vídeo muy interesante del proceso de construcción de una casa china:


Tanto las viviendas como los edificios oficiales, templos y palacios se ajustan a este principio básico de la arquitectura china. En la distribución del espacio interior se reflejan los valores éticos y sociales de los chinos. Aquí entra en juego uno de los sistemas de creencias, mezcla entre ciencia y sabiduría popular que conocemos como Feng Shui que se basa en la ocupación consciente del espacio. 

Las dos obras más dstacadas de la arquitectura china son:

  • La Cuidad Prohibida de Pekín construida durante la dinastía Ming:


  • La Gran Muralla China. Se empezó a construir durante la dinastía Han y fue creada para defenderse de los bárbaros del norte.


Eso es todo. ¡Espero que os haya gustado! Por mi parte me he quedado fascinada con el arte chino y de verdad que voy a investigar un poco más sobre el tema, porque mal que me pese, no se casi nada del arte asiático y me encanta.

¡Nos vemos en el próximo Martes de Arte!

3 comentarios:

  1. Interesante entrada, Ana.
    Conozco algo el arte chino, el Feng Shui y en las dinastías me pierdo :D

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  2. El universo chino es fascinante, sobre todo porque al tener una estética diferente a la occidental nos parece misterioso. Tengo ganas de saber un poquito más, así que quizás más adelante me informe un poco sobre la escultura y la pintura :)

    Un abrazo^^

    ResponderEliminar