sábado, 26 de septiembre de 2015

Los Juegos del Hambre - Suzanne Collins


Título: Los Juegos del Hambre
Título Original: The Hunger Games
Autora: Suzanne Collins
Editorial: Molino
Nº pag. aprox.: 396
Idioma: Castellano

SINOPSIS:
GANAR SIGNIFICA FAMA Y RIQUEZA. PERDER SIGNIFICA UNA MUERTE SEGURA. 
En una oscura versión del futuro próximo, doce chicos y doce chicas se ven obligados a participar en un reality show llamado Los juegos del hambre. Solo hay una regla: matar o morir. 
Cuando Katniss Everdeen, una joven de dieciséis años se presenta voluntaria para ocupar el lugar de su hermana en los juegos, lo entiende como una condena a muerte. Sin embargo Katniss ya ha visto la muerte de cerca y la supervivencia forma parte de su naturaleza. ¡Que empiecen los septuagésimo cuartos juegos del hambre!


OPINIÓN PERSONAL:

Si queremos definir a los Juegos del Hambre podemos usar adjetivos como trepidante, dura y arrolladora. Y es que lo es, eso y mucho más. Pero vayamos por partes. Esta es la segunda vez que leo la novela y no la recordaba tan dura, tan realista y a veces sobrecogedora, sobre todo al inicio de la novela cuando estamos conociendo a Katniss y su realidad en el Distrito 12. Me ha enganchado totalmente, no podía parar de leer incluso sabiendo lo que iba a ocurrir en cada momento. ¡Qué gustazo!

Panem es un caos social, dividido en 12 distritos y el Capitolio, cada uno de estos distritos, vallados y custodiados, miserables la mayoría, están especializados en algún tipo de producto que entregan directamente al Capitolio y su opulenta decadencia, donde parece que han perdido la humanidad. 
La mayoría de los habitantes de su país pasan hambre, pero ellos derrochan. Una injusticia, ¿verdad? Pues no está tan lejos de la realidad que vivimos, ahora, hoy, en nuestro planeta. 

Nuestra heroína, Katniss Everdeen, se presenta voluntaria a cambio de su hermana pequeña, Prim, a la que adora por encima de todo. Es el primer acto de desinterés que muestra, pero no será el único. Ella vive en un mundo dónde solo sobreviven los más fuertes, pero a pesar de eso Katniss no ha perdido su humanidad, sus ganas de ayudar a los demás.
Por otra parte, cuando por fin llegan a los Juegos y se despliega el salvajismo, la puesta en escena es tan realista y creíble que resulta fascinante. He vivido los juegos con Katniss porque la autora ha sido capaz de ponerme en sus zapatos y creo que el hecho de que esté narrado en primera persona ayuda mucho en este caso. Te hace empatizar con ella, y es un gran acierto.

Más allá de su trepidante acción, que la tiene a raudales, Los Juegos del Hambre tiene un mensaje oculto -o no tanto-. Primero, que el ser humano llevado al límite puede ser más cruel y despiadado que cualquier animal, pero también que en ese mismo límite encuentra su humanidad ayudando a los más débiles -Rue, Prim-, además de una reivindicación del reparto de la riqueza entre los que más tienen y los que menos tienen, y es que ya lo decía Gandhi. "El mundo es suficientemente grande para satisfacer las necesidades de todos, pero siempre será demasiado pequeño para la avaricia de algunos"

¡Felices Juegos del Hambre y que la suerte esté siempre, siempre de vuestra parte!

1 comentario: