sábado, 17 de enero de 2015

Sentido y Sensibilidad - Jane Austen

Título: Sentido y Sensibilidad
Título original: Sense and Sensibility
Autor: Jane Austen
Nº Páginas: 375
Editorial: Debolsillo
Idioma: Castellano

SINOPSIS:

 Sentido y sensibilidad fue la primera novela en publicarse de las siete que debemos al genio de Jane Austen. Son sus protagonistas las jóvenes hermanas Dashwood, quienes, desde caracteres contrapuestos, comparten el mismo afán por la búsqueda de la felicidad. Elinor, tranquila y paciente, confía en salvar con su discreción los obstáculos que impiden su relación con Edward Ferrars. Impetuosa y extravertida, Marianne, por el contrario, no duda en dejarse conquistar por el seductor Willoughby.

RESEÑA:

Hace muchos años que leí esta novela y podría decir que esta es la segunda -o quizás tercera- vez que lo hago y en este momento de mi vida tengo que admitir me ha dejado un poco fría. No puedo decir que no me haya gustado, pero creo que la autora peca, para mi gusto, de excesivas descripciones y poco diálogo en esta novela en concreto. Desde luego no es de mis favoritas de Jane Austen, aunque sí que lo he disfrutado, sobre todo después de adecuarme al tono de la autora.

La historia arranca con la muerte del Señor Dashwood padre de tres hijas y de un hijo, fruto de su anterior matrimonio, quien es el que hereda todas las riquezas y propiedades de la familia. Siendo mal acogidas, y viendo la poca ayuda que van a recibir de su hermano, las tres hermanas y la madre se mudan a una casita de alquiler que les ofrece un pariente y allí se instalan.

La historia se centra en las dos hermanas mayores y su búsqueda del amor. Elinor, la mayor, se enamora de un hombre que esconde un secreto que puede comprometer su felicidad (que es únicamente un futuro matrimonio) aunque nadie sabe exactamente lo que le pasa por la cabeza porque es todo sentido y razonamiento, una persona muy reflexiva que se atiene de manera excesiva a las normas de la sociedad y del buen juicio. Por otra parte, Marianne, que es la hermana mediana, es todo sentimiento y entrega, no conoce las medias tintas y las normas de urbanidad y decoro no le interesan lo más mínimo siempre que impidan su felicidad. Ella comienza siendo cortejada por un hombre mayor al que desdeña por ser demasiado "viejo" para poder despertar amor o, incluso, sentirlo. Acaba dejando su corazón en manos de un muchacho joven, atractivo y con todo aquello que ella cree indispensable para su felicidad pero que pronto demostrará que no sólo es importante la apariencia en un hombre. Una advertencia de la autora, para la que hay que tener sumo cuidado de a quien entregamos nuestro amor.

No os voy a engañar, más que una novela parece que nos encontramos ante un ensayo sociológico de de la época (principios del XIX) y de la situación social y vital de la mujer en las condiciones de una familia burguesa acomodada. Las luchas internas entre las clases sociales para aparentar ser mejor a través de los títulos, la consideración social, las posiciones y las rentas. Las rígidas etiquetas que envolvían el entramado social de la Inglaterra de las décadas previas a la época victoriana y la obsesión femenina de alcanzar un buen matrimonio como único fin vital al que aspirar, no pueden dejar a nadie indiferente.

Aquí tengo que romper una lanza a favor de la escritora. Nos muestra una imagen tan vívida de lo que debe ser el ideal femenino (una mezcla de Elinor y Marianne, sin duda) y nos muestra la indefensión de la mujer en cuanto a dependencia del padre, hermano, marido que sin duda nos dará que pensar acerca de los grandes avances sociales en cuanto a la emancipación femenina hemos logrado entre todos y todas en los últimos dos siglos. 
Era aquella sociedad inglesa tan asfixiante, tan dependiente del dinero y de las apariencias como lo puede ser la nuestra (probablemente mucho más), pero en un sistema jerárquico aún más rígido y tirano que tenemos que dar las gracias por no conocer. Aún así tiene valores rescatables, como el honor, la dignidad y la importancia de decir la verdad y cumplir las promesas, aunque no por encima de la propia felicidad.

Considero que al ser esta la primera novela de Jane Austen es indispensable si te interesan sus obras, principalmente porque te crea una idea tan clara de la realidad, la psicología y las costumbres de la época que te abre la puerta a que después, al leer cualquiera de sus obras, menos detallistas y explicativas, ya tienes mucho camino andado para adentrarte en el rico universo que la autora nos presenta.


Una obra introductoria a las novelas de Jane Austen


1 comentario: